Descubren en Colombia nuevas especies de anfibios

Luego de una expedición de tres semanas por las selvas de la serranía del Cerro Tacarcuma, en la región colombiana de Darién, los investigadores del centro de Conservación Internacional de Colombia y de la Fundación Ecotrópico Colombia notificaron del hallazgo de diez nuevas especies de anfibios.

Dentro de las nuevas especies de anfibios se distinguen: tres especies de ranas del tipo cristal, dos especies de ranas de lluvia, dos especies de ranas arlequines, dos especies de ranas venenosas y una especie de salamandra. Estos diez descubrimientos constatan que en las tierras colombianas habita una exuberante diversidad de anfibios (el registro indica unas 754 especies).

El punto de partida de la exploración fue la comunidad indígena de Eyakera: mientras un grupo relevó la exuberante selva del piso térmico cálido (entre los 200 y los 700 metros sobre el nivel del mar), otro grupo examinaba flora y fauna de la selva del piso térmico templado (entre los 800 y los 1.900 metros de altitud).

No obstante, las dificultades desafiaron la tenacidad durante todo el trayecto. Las lluvias obstaculizaron la tarea: el equipaje (víveres y equipo técnico) se transformó en un lastre que obstruía la observación de la zona; asimismo, la comunicación entre ambos grupos era mínima: solo a través de los miembros de la comunidad indígena de Eyakera, colaborador infatigable, los grupos establecían vínculos.

Por desgracia, los anfibios de la región están amenazados por el colapso y fragmentación de sus hábitats a consecuencia de la deforestación: aproximadamente, un 30% de las selvas localizadas por debajo de los 800 metros se transformaron en pastizales para alimentar al ganado. Por otro lado, la supervivencia de los anfibios también es limitada por un hongo patógeno que ha acrecentado su actividad a consecuencia del cambio climático.

La pérdida de las poblaciones de anfibios representa un peligro significativo para el hombre, debido a que éstas limitan la existencia de los insectos: su contribución es fundamental para reducir esta plaga.