Cámara de Representantes de los Estados Unidos, aprueba el proyecto de ley para reducir las emisiones de carbono

1560710w

Este viernes fue aprobado, por la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, el proyecto de ley (prioridad del presidente Barack Obama), que busca reducir las emisiones de carbono, responsables del cambio climático.

La mayoría fue realmente escasa: 219 votos contra 212. Lográndose la adopción por un voto más del mínimo de 218 votos requeridos. Obama visiblemente aliviado, señalo a la prensa de la Casa Blanca que se esta ante una “victoria del futuro sobre el pasado” y una “etapa audaz y necesaria” que se inicia.

“El pueblo estadounidense quiere que dejemos las fracasadas políticas del pasado (…) y que enfrentemos los desafíos de nuestro tiempo. Y eso es exactamente lo que hizo la Cámara de Representantes hoy”, añadió.
El siguiente paso es la disposición del texto en manos del Senado, quien establece como plazo, mediados de setiembre para pronunciarse al respecto.

En la búsqueda que el proyecto tiene: de reducir las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) que son principales causantes del efecto invernadero y este responsable del cambio climático, la ley propone la creación de empleos ecológicos y disminuir la dependencia de las fuentes de energía importadas.

Mediante la aceptación de los demócratas en otorgar compensaciones a los Estados dependientes del carbón y del petróleo, y con los legisladores de estados agrícolas productores de etanol, los responsables representantes acordaron firmar el texto.

El proyecto apunta además a la creación de un sistema de mercado de derechos de emisiones denominado “cap and trade”. Allí los derechos serán vendidos u otorgados gratuitamente para las industrias más vulnerables (acero, vidrio).

A los grandes proveedores de servicios para hogares se les pedirá antes de fines de 2020, obtener 15% de su electricidad a partir de energías renovables (eólica, biomasa, solar, geotérmica) y se les exigirá un 5% de ahorro anual con la implementación de medidas de eficacia energética.

La realización inicial de este proyecto de ley, costará a los hogares estadounidenses de 80 a 111 dólares por año, según datos que arroja un análisis realizado por la Agencia de medio ambiente de Estados Unidos (EPA), y divulgado esta semana. Pero según la Oficina de presupuesto del Congreso (CBO), un organismo independiente, este costo será de 175 dólares anuales.

La reducción buscada por la “Ley estadounidense de energía limpia y seguridad” (American Clean Energy and Security Act), es dueña de una meta a lograr: alcanzar para el 2020 una reducción de las emisiones de gases con efecto invernadero en un 17% comparándolo al nivel de 2005, y de 83% para el año 2050.

Artículos relacionados: