Creciente pérdida de praderas submarinas revela crisis medioambiental importante de los ecosistemas costeros

20070418klpcnaecl_22iessco

Una importante crisis en los sistemas costeros se estaría dando a consecuencia de la progresiva pérdida de praderas submarinas, vitales para la supervivencia de la vida marina en peligro de extinción, para la pesca comercial y para la lucha contra el cambio climático.

Desde el año 1879, 29% de las praderas mas conocidas del mundo han desaparecido. Esta pedida es el resultado arrojado por un estudio mundial que señala como con ellas se ha ido una de los recursos naturales que sirven absorbiendo grandes cantidades del dióxido de carbono que calienta al planeta. No solo ello, sino que este crecimiento dañino acelera; desapareciendo según un estudio norteamericano, 110 Km. cuadrados al año desde 1980.

Proceedings of the National Academy of Sciences será el medio encargado de publicar dichos datos sobre la perdida de praderas submarinas (plantas de floración que se encuentran en aguas poco profundas) de la que solo quedan unos 177.000 km cuadrados en todo el planeta.

Científicos australianos y estadounidenses la clasificaron como uno de ¨los ecosistemas más amenazados de la tierra¨ debido al ¨crecimiento de la población, el desarrollo, el cambio climático y la degradación ecológica.¨; ¨Las praderas submarinas se ven afectadas negativamente por el impacto acumulado de los miles de millones o más de personas que viven a 50 Km. de ellos”, señaló el informe.

El valor perdido de estas praderas es a el criterio de estos estudiosos, comparable a la pérdida de los arrecifes de coral, la selva tropical y los manglares.

“Las praderas submarinas son las centinelas del cambio” ; “La creciente pérdida de praderas submarinas revela una crisis medioambiental importante en los ecosistemas costeros”, agregan los científicos, evaluando estos cambios como un indicador del deterioro del ecosistema marino mundial.

Diferentes de las algas marinas y vinculadas a los lirios, las praderas submarinas son las únicas plantas que florecen que pueden vivir enteramente en el agua, Seagrass Recovery aporta el dato de que cerca del 70% de toda la vida marina depende directamente de esta vegetación.

Artículos relacionados: