Archive | Cambio Climático

RSS feed for this section

Según estudio científico, aves migratorias se mueven cada vez más al norte

La National Audubon Society presentó el pasado martes un estudio que refleja que el 177 de 305 especies de aves migratorias de América del Norte (casi el 60%) pasan sus inviernos a unos 56 kilómetros más al norte que hace 40 años.

El informe de la institución explica que estos cambios de orientación en las aves, sobre todo en el pinzón púrpura que es la especie que más al norte se ha ido, se deben, probablemente, a los efectos del calentamiento global.

Los hallazgos de los científicos de Audubon proporcionan nuevas y potentes pruebas de que el cambio climático está teniendo un grave impacto sobre los sistemas naturales.

Audubon explicó que el aumento de las temperaturas promedio anuales está bien documentado por científicos y que las temperaturas promedio de enero han subido de 2 grados Celsius bajo cero a 3 grados en los últimos 40 años.

El director de la conservación de aves en Audubon, Greg Butcher, explicó que es la amplia diversidad de pájaros lo que sugiere que tiene que ver con la temperatura, en lugar de la ecología.

PNUMA exige puesta en marcha de un New Deal ecológico

En el marco de la apertura de la reunión del consejo de administración del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), que se realiza en la ciudad de Nairobi, autoridades de la ONU pidieron que se realice un New Deal (Nuevo Trato) ecológico contra la triple crisis financiera, energética y alimentaria.

“El G20 debería considerar estas proposiciones en su próxima cita en Londres en abril, y ayudar a garantizar un acuerdo global contra el cambio climático en diciembre en Copenhague”, afirma un estudio publicado por el PNUMA y presentado en el marco de la apertura de su foro mundial en Kenia bajo el título “Green New Deal” (“New Deal Verde”).

“Reactivar la economía mundial es esencial, pero unas medidas centradas en este único objetivo no garantizarán un éxito duradero”, advierte dicho informe escrito por el profesor de la Universidad de Wyoming, Edward Barbier.

Agrega además que si  no se abordan los otros grandes desafíos, como, por ejemplo, la reducción de las emisiones de gases, la reducción de la pobreza y la protección de los ecosistemas y de los recursos de agua, las medidas no impedirán futuras crisis.

De concretarse la iniciativa, sería financiada por los países del G20 con aproximadamente un 1% de su PBI en los próximos dos años.

Cambio climático afectará sectores pesqueros en Perú, Colombia y otros 130 países vulnerables

El cambio climático tiene en Perú y Colombia a los países que se verán más afectados en Sudamérica, debido a que los sectores pesqueros sufrirán gravemente sus consecuencias, según un estudio del Centro Mundial de la Pesca, de universidades inglesas y alemanas, y la Comisión del Río Mekong (Vietnam); que recoge EFE.

Los países dependientes de la pesca, tanto en Sudamérica como en África y Asia, sentirán los efectos de la destrucción de los arrecifes, la irrupción de mares en hábitat de agua dulce y el mayor número de tormentas costeras resultantes del aumento de la temperatura.

La investigación identificó a 132 naciones vulnerables al cambio climático en su industria pesquera, donde millones de trabajadores tendrán dificultades serias por este fenómeno. Los científicos basaron su evaluación en factores ambientales, riqueza pesquera, dieta y economía.

El informe señala que en el norte de Sudamérica, principalmente e Colombia y Perú, el cambio climático podría alterar las corrientes costeras que son hábitat de anchoas, sardinas y otras variedades ictiológicas. Los cambios causados por el fenómeno de El Niño ya demostraron que un aumento de las temperaturas oceánicas podría provocar una declinación en las poblaciones de anchoas.

La vulnerabilidad de estos países es explicada por el alto volumen de captura de peces destinada a la exportación y los cambios importantes en la temperatura previstos para el 2050. Igualmente, el estudio los ve como menos vulnerables que los países africanos, debido a que sus economías son más grandes y sus índices de desarrollo, más elevados.

Una mejor gestión de los recursos pesqueros, la planificación de la adaptación a largo plazo y el fomento de la investigación científica, son vistos como retos para Colombia y Perú.

En países vulnerables, el pescado representa el 27 por ciento del consumo de proteínas, en tanto que para los no afectados ese consumo es de sólo 13 por ciento. Las naciones identificadas por el estudio producen el 20 por ciento de la pesca mundial y debenpriorizar los esfuerzos de adaptación que les permitan afrontar los efectos del cambio climático, según los científicos.

Edward Allison, autor del informe, hizo un llamamiento a los organismos financieros mundiales para que ayuden a los países más vulnerables. “El daño se multiplicará a menos que los gobiernos y las instituciones internacionales, como el Banco Mundial, actúen ahora e incluyan al sector pesquero en planes para afrontar el cambio climático”, afirmó.

Cambio climático podría dejar sin oxígeno a los animales marinos

Un estudio del Instituto de Medioambiente de Potsdam (Alemania) alerta sobre la amenaza que el cambio climático significa para el oxígeno de los mares, vital para muchas especies acuáticas.

Matthias Hofman y Hans-Joachim Schellnhuber, científicos responsables de la investigación, simularon lo que ocurriría con los mares, si durante este siglo las emisiones de dióxido de carbono siguieran aumentando como lo han hecho hasta ahora.

Los investigadores concluyeron que en la zona del ecuador, entre los 200 y los 800 metros de profundidad, el oxígeno apenas podría llegar debido a la acidificación de los mares, que absorben el dióxido de carbono de la atmósfera.

Datos recientes indican que en el último siglo el índice de pH (que mide la acidez) de la superficie marina cayó de un 8,2 a un 8,1. Cuanto menor es el índice, mayor es la acidez; siendo el pH 7 el índice neutro.

Si las personas siguen vertiendo dióxido de carbono en los mares y océanos, y el índice de pH se reduce en torno a un 0,7, las consecuencias que se desencadenarán serán nefastas.

En los océanos más ácidos, las reacciones químicas provocan que haya en el agua menos cantidad de carbonato de calcio, esto origina el esqueleto calcáreo de los corales y muchos pequeños organismos que nadan libremente.

Este fenómeno conduciría a un debilitamiento del denominado “corazón de carbono biológico”. Si los corales mueren, los compuestos de carbono de las profundidades marinas aumentan aproximadamente cien mil millones de toneladas al año.

Asimismo, al haber en un mar ácido menos calcio para los bancos de algas, se extenderían otras especies de plancton vegetal, que por ser más livianas se hunden mucho más lentamente que éstas después de muertas. Por eso, las bacterias tendrían mucho más tiempo para debilitar todo el plancton muerto en las capas de agua superiores, lo que implicaría que se agotara el oxígeno en esas zonas.

Transmilenio, un recorrido hacia el planeta sustentable

Inaugurado en el 2000 en Bogotá, la capital de Colombia, el Transmilenio, sistema de buses de tránsito rápido, se transformó en un emblema del transporte público eficaz y eficiente: no solo redujo el tiempo de desplazamiento, sino que también disminuyó la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera.

Orgullo de la ciudad, el Transmilenio obtuvo en el 2007 una certificación de las Naciones Unidas por la reducción de los gases que precipitan el efecto invernadero. Inspirado en experiencias desarrolladas en Curitiba (Brasil) y similar al Metrobús que recorre las calles de México D.F., el Transmilenio ha sido el primer proyecto de su rubro en obtener la certificación de las Naciones Unidas.

En una ciudad con casi ocho millones de habitantes, el constante aumento del parque automotor (en la actualidad circulan casi un millón y medio de vehículos particulares) provoca problemas en el transito y en la salud (contaminantes peligrosos pululan en el aire); la tendencia al caos y la congestión vial mutó considerablemente con la irrupción del sistema de buses rápidos.

Según las autoridades de la empresa, gracias a Transmilenio no se emitieron a la atmósfera más de un millón de toneladas de dióxido de carbono; no obstante, las Naciones Unidas solo certificaron la reducción de las emisiones del período 2007-2008: 130.000 toneladas de dióxido (Por cierto: cada tonelada de dióxido constituye un certificado que los países industrializados que suscribieron el Protocolo de Kyoto están obligados a adquirir).

El dinero que derive de la venta de los certificados, a través de la Corporación Andina de Fomento, se invertirá  para acondicionar las estaciones de pasajeros. Asimismo, la empresa busca incrementar la reducción de gases; actualmente, se prueban combustibles alternativos (biodiésel   y etanol) para sustituir al diesel, que pese a poseer bajos niveles de azufre, dista de los patrones imperantes en Europa. Optimizar el tiempo de los ciudadanos y minimizar la degradación del medio ambiente siguen orientando el recorrido del Transmilenio.

Objeciones a la utilización del dióxido de carbono para producir cemento

Desde hace  tiempo que científicos de todos los lugares del planeta indagan posibles técnicas para retirar el dióxido de carbono que se encuentra en la atmósfera; uno de los últimos experimentos realizados fue el proyecto “Lohafex”, que mediante el vertido de hierro en el mar buscó obtener fitoplancton (algas diminutas) para incrementar la absorción del dióxido de carbono; sin embargo, la fertilización de las aguas del Atlántico no propició niveles significativos de absorción.

Pese al fracaso del experimento indo-alemán, ya circulan en el campo científico nuevas alternativas: la última consiste en almacenar el dióxido mediante la producción de cemento; publicada recientemente en la revista “Scientific American” (Estados Unidos),  el estudio postula conjugar el dióxido con el agua del mar, lo que precipitaría la irrupción de un  mineral (carbonato de calcio), de cuyo procesamiento se obtendría cemento.

No obstante, expertos de la Universidad Técnica de Delft (Holanda) refutan esta técnica: el proceso mediante el cual el carbonato de calcio se transforma en cemento implica cuantiosas emisiones de dióxido de carbono, similares a las que se desprenden de la producción usual; por cierto: obtener una tonelada de cemento implica liberar a la atmósfera una tonelada de dióxido.

Pero aún hay más: para obtener el carbonato de calcio se debe evaporar el agua del mar, para lo cual se precisa incrementar el consumo de energía, es decir, el cemento producido mediante está técnica emitiría más gases de efecto invernadero. Además, no se puede obliterar las consecuencias nefastas sobre el ecosistema marino, en especial, la acidificación del agua, cuyas derivaciones ya son manifiestas en moluscos y corales.

De momento, el retiro del dióxido de carbono de la atmósfera mediante la puesta en práctica de estas experiencias no es viable.

Causas sobre la aceleración del calentamiento en el océano Atlántico…

Parecería ser que la disminución de las tormentas de arena en el Sahara y a una menor actividad volcánica en los trópicos, provocan de alguna forma que en los últimos 30 años, se halla producido una aceleración del calentamiento del océano Atlántico, según lo que nos dice un estudio publicado este jueves en Estados Unidos.

Evaluando los efectos de los modelos climáticos sobre la temperatura de la superficie del océano Atlántico, se llegó a esta conclusión. Los datos de satélites sobre el polvo y otras partículas en suspensión en la atmósfera que sirven de pantalla solar fueron una variable mas del estudio.

Climatólogo de la universidad de Wisconsin, Amato Evan, es uno de los principales autores del estudio publicado en la edición electrónica de la revista Science del 26 de marzo; y afirma que: “Una gran parte del incremento de las temperaturas en los últimos 26 años en la superficie del océano Atlántico en los trópicos -un cuarto de grado Celsius en promedio por década- solo se puede explicar por (una disminución de) las tormentas de arena y de la actividad volcánica”.

Según el calculo hecho sobre el calentamiento del Atlántico en los últimos 26 años y el impacto en la temperatura según los cambios de las tormentas de arena en África y la actividad volcánica, sobre todo con las erupciones del volcán El Chichón en México en 1982 y del Mont Pinatubo en Filipinas en 1991, los expertos hablan de que: “La combinación de estos dos factores explica cerca del 70% de esta alza de la temperatura y un cuarto está vinculado a las tormentas de arena y polvo”(en Africa).

Pemian al primer investigador en publicar la expresión ‘calentamiento global’

La Fundación BBVA, del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), premió en el apartado ‘cambio climático’ este lunes a Wallace Broecker, ya que el investigador estadounidense fue el primero en publicar la expresión ‘calentamiento global’.

La Fundación, informó en un comunicado como Broecker, nacido en 1931, “publicó en 1975 en la revista Science el artículo ‘Cambio Climático: ¿Estamos al borde de un calentamiento global pronunciado?’”, convirtiéndose en “el primero en usar el término ‘calentamiento global’”.

Broecker “fue el primer científico en alertar del cambio climático en 1975, un año antes de los primeros indicios de calentamiento”, agregó el comunicado de prensa.

La Fundación BBVA, ha concedido este año por primera vez ocho galardones a las ‘Fronteras del Conocimiento’, y entre ellos se ha encontrado esta premiación.  Cada una de las distinciones entrega además 400.000 euros.