Archive | Energía Renovable

RSS feed for this section

Tipos de energías renovables para uso doméstico

La eficiencia energética consiste, no en gastar menor energía, sino en aprovecharla mejor y con ello conseguir que se gaste menos, es decir, se utilizan tecnologías, sistemas y procesos para evitar que se desperdicie tal y como ocurre con las energías convencionales.

Si estamos pensando en adaptar nuestro hogar a un sistema más eficiente energéticamente debemos tener en cuenta que a nivel doméstico hay una serie de energías renovables que se están empleando para lograr ahorro energético y limitar nuestra dependencia energética, ya que podemos autoabastecernos logrando así una disminución de las emisiones de CO2 y, por supuesto, un interesante ahorro económico.

Todas ellas tienen como principales características que proveen de un recurso inagotable y renovable, no contaminan, suponen un ahorro energético y económico, contribuyen al respeto y cuidado del medio ambiente y aumentan el valor de la vivienda.

El mayor problema con el que se encuentran este tipo de energías frente a la sociedad es el elevado coste inicial de su instalación y que pasan 5-6 años hasta que se empieza a notar el ahorro.

A continuación vemos los principales tipos de energías renovables para uso doméstico y su funcionamiento:

Energía solar térmica

¿Qué es? Utilización de la energía solar para aumentar la temperatura de un líquido. Se puede emplear para producir agua caliente, calefacción, climatización de piscinas, etc.

¿Cómo funciona? Se emplean paneles térmicos que captan los rayos del sol, a través de estos paneles se hace pasar, normalmente agua, que se calienta con esa energía absorbida del sol y se dirige hacia el sistema de acumulación desde donde se distribuye. Es de fácil instalación y requiere poco mantenimiento.

Energía solar fotovoltaica

¿Qué es? Utilización de la energía solar para transformarla en energía eléctrica basándose en el efecto fotoeléctrico. Tiene tantas aplicaciones como tenga la electricidad.

¿Cómo funciona? Se emplean módulos fotovoltaicos.

Las células solares tienen unos semiconductores que transforman, de forma continua, la radiación solar en electricidad almacenándola en los acumuladores. Cuentan con reguladores de carga para evitar daños por picos de corriente. Normalmente tienen también un inversor para transformar la corriente continua en alterna.

Geotermia

¿Qué es? Energía que se obtiene por extracción del calor de la tierra.

geotermia¿Cómo funciona? La energía geotérmica consiste en un circuito cerrado formado por una bomba de calor, colectores de polietileno enterrados en el suelo y una bomba hidráulica. Los colectores contienen una solución de agua gliconada que captan o ceden el calor al subsuelo según queramos producir calor o frio, está solución de agua con glicerol fluye a través de los colectores gracias a la bomba hidráulica y será la bomba de calor la encargada de realizar el aprovechamiento energético distribuyéndose al sistema de calefacción, agua caliente sanitaria, etc.

Los captadores pueden ser horizontales o verticales, los primeros se entierran a una profundidad de hasta 1,5 m y requieren un área mayor y los segundos se sitúan entre los 50 y 200 m necesitando, por tanto, menos superficie. En la imagen podemos ver la instalación de un sistema de geotermia con captadores verticales.

Biomasa

¿Qué es? Energía que se obtiene del aprovechamiento de la materia orgánica.

¿Cómo funciona? Consiste en una caldera de biomasa (que funciona de una forma parecida al de una caldera de gas) en la que se quema la materia orgánica, normalmente pellets de madera, huesos de aceituna, etc. generándose un calor que se dirige al circuito de agua, esta se calienta y se puede emplear para calefacción, agua caliente sanitaria o climatización de piscinas. A nivel industrial el proceso es más complejo y se puede emplear también para generar energía eléctrica.

Es necesario también un contenedor o silo para almacenar el biocombustible, este se conecta a la caldera a través de un alimentador que introduce la materia orgánica en la caldera.

Artículos relacionados:

Panamá busca energías limpias e independientes de la volatilidad del crudo

Gerard Mestrallet, Jean-Francois Cirelli

Cambiar la principal fuente de energía a la que recurre Panamá es el fin de la compañía que Delmotte representa. La empresa franco-belga GDF Suez, segunda generadora eléctrica de Panamá, busca la diversificación de la matriz energética facilitará la independencia “de la volatilidad del crudo” y tener “la posibilidad de generar más energía de forma más limpia y respetuosa con el medio ambiente”.

“Para la generación de energía eólica estamos viendo opciones pero lo que falta en Panamá primero es un estudio de vientos a largo plazo¨, ya que según Philippe Delmotte, director de GDF Suez para Centroamérica, “si la planta no produce todo el año, hay que acudir a comprar la energía a los mercados fósiles”.

Con motivo de la llegada del príncipe Belga a Panamá se realizó una ceremonia que contó con la presencia del mandatario panameño Martín Torrijos y del propio príncipe Philippe, quienes celebraron la firma de un acuerdo para proteger las mutuas inversiones.

A 80 Km al norte de la capital, en la provincia de Colón, se encuentra antigua planta de generación eléctrica de la que GDF Suez adquirió en 2007, y que forma parte de las instalaciones del Proyecto Cativá . Dicha infraestructura fue visitada por el príncipe, quien realizo el viernes un recorrido por las instalaciones.

Artículos relacionados:

Dispositivo impedirá que las aves mueran entre las palas de los aerogeneradores

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Fundación Migres ultiman en España un dispositivo capaz de detectar la presencia de aves con el fin de detener las palas de los aerogeneradores para evitar su muerte.

Si bien la utilización de energía eólica posee innumerables ventajas para el desarrollo de una matriz energética sustentable, la mortalidad de aves en los parques eólicos de todo el planeta se ha constituido en su impacto más negativo.

El dispositivo dispone de una cámara de televisión que le permite detectar las aves; en las primeras pruebas de laboratorio realizadas, ha sido capaz de divisar aves a unos 750 metros del molino; esto daría un margen para frenar las palas desde 14 revoluciones por minuto a una velocidad sin riesgo de 3 revoluciones.

En España, los buitres, pertenecientes al grupo de las aves veleras, son la especie que sufre en mayor medida el impacto de las alas de los aerogeneradores. Los científicos españoles han elaborado en los últimos años inventarios sobre estas mortandades en distintos parques eólicos: la media es de 0,5 aves muertas por año en cada molino.

Es precisamente esta mortalidad la que llevó a las autoridades ambientales de Andalucía a ralentizar la producción de electricidad de 38 máquinas en La Janda, Cádiz. Para evitar la muerte de los buitres, los aerogeneradores no girarán en las horas diurnas hasta finales de diciembre.

Mientras el prototipo del grupo investigador continúa la fase de ensayos, el equipo que lleva a cabo el proyecto ha publicado una investigación en la que demuestra que no existe relación entre los estudios previos de peligrosidad y la mortalidad real de aves en los parques eólicos.

Los estudios previos de avifauna son exigidos en la mayoría de los países para la concesión de autorización ambiental para instalar un parque eólico (hipótesis de los estudios: mayor número de aves cruzando, mayor mortalidad esperada); sin embargo, esta investigación prueba como parques eólicos cuya peligrosidad estimada era muy baja producen una elevada cantidad de víctimas entre la avifauna.

La mortalidad en los parques eólicos varía sustancialmente según las características de la especie y de acuerdo al emplazamiento, tanto del parque como de cada aerogenerador en concreto. Es más, la posición relativa del aerogenerador en relación a la topografía es un factor fundamental para explicar las muertes.

En la actualidad, España se encuentra en el segundo puesto mundial, sólo por detrás de Alemania, en potencia eólica instalada; los 538 parques eólicos repartidos por toda su geografía, producen unos 11.615,07 MW. Optimizar la capacidad de predicción de riesgos, así como poner en funcionamiento dispositivos automatizados de detección de trayectorias de colisión y paradas selectivas, son indispensables para desarrollar el potencial eólico mundial en armonía con el medio ambiente.

Artículos relacionados: