Archive | Políticas Ambientales

RSS feed for this section

Smellmaps

adult-19033_1280
No hay nada más desagradable como ir a una ciudad, haciendo un poco de turismo, paravisitar sus calles antes de llegar a su destino y encontrarte con un olor que te resulta desagradable como la basura, animales, flores, comida… y eso te obliga a cambiar de ruta. Sin embargo, ¿y si hubiera una forma de evitar esto y saber en que calles hay olores que te puedan resultar desagradables?

Colaborando entre la Universidad de Cambridge y la Universidad de Torino, investigadores de ambos centros docentes están realizando de algunas ciudades unos smellmaps, o lo que es lo mismo, unos mapas de olor. Esto lo están consiguiendo gracias a la colaboración de varios voluntarios que recorren las calles de las ciudades y avisan sobre los olores que detectan. Pero no solo se consigue asi, también están utilizando los textos y etiquetas que los usuarios suben a Instagram, Twitter o Flickr analizándolas bien.

De este modo, cada región de una ciudad, en la que se encuentra un olor, viene representada por un color. Por ejemplo, si huele a animales, el color será rojo, pero si esa zona está limpia de olores, será de color azul. Y así con otros muchos olores: flores, basura, comida, emisiones, tabaco…

Una propuesta de lo más interesante que puede hacer mucho más saludable el caminar por la calle, sabiendo donde se pueden evitar las emisiones de los tubos de escape de los vehículos o donde huele tan bien que disfrutará mucho más de su paseo, disfrutando del jazmín o el olor de la playa. Mucho más sano para todos, especialmente para embarazadas o personas que padezcan algún tipo de enfermedad.

Artículos relacionados:

Cámara de Representantes de los Estados Unidos, aprueba el proyecto de ley para reducir las emisiones de carbono

1560710w

Este viernes fue aprobado, por la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, el proyecto de ley (prioridad del presidente Barack Obama), que busca reducir las emisiones de carbono, responsables del cambio climático.

La mayoría fue realmente escasa: 219 votos contra 212. Lográndose la adopción por un voto más del mínimo de 218 votos requeridos. Obama visiblemente aliviado, señalo a la prensa de la Casa Blanca que se esta ante una “victoria del futuro sobre el pasado” y una “etapa audaz y necesaria” que se inicia.

“El pueblo estadounidense quiere que dejemos las fracasadas políticas del pasado (…) y que enfrentemos los desafíos de nuestro tiempo. Y eso es exactamente lo que hizo la Cámara de Representantes hoy”, añadió.
El siguiente paso es la disposición del texto en manos del Senado, quien establece como plazo, mediados de setiembre para pronunciarse al respecto.

En la búsqueda que el proyecto tiene: de reducir las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) que son principales causantes del efecto invernadero y este responsable del cambio climático, la ley propone la creación de empleos ecológicos y disminuir la dependencia de las fuentes de energía importadas.

Mediante la aceptación de los demócratas en otorgar compensaciones a los Estados dependientes del carbón y del petróleo, y con los legisladores de estados agrícolas productores de etanol, los responsables representantes acordaron firmar el texto.

El proyecto apunta además a la creación de un sistema de mercado de derechos de emisiones denominado “cap and trade”. Allí los derechos serán vendidos u otorgados gratuitamente para las industrias más vulnerables (acero, vidrio).

A los grandes proveedores de servicios para hogares se les pedirá antes de fines de 2020, obtener 15% de su electricidad a partir de energías renovables (eólica, biomasa, solar, geotérmica) y se les exigirá un 5% de ahorro anual con la implementación de medidas de eficacia energética.

La realización inicial de este proyecto de ley, costará a los hogares estadounidenses de 80 a 111 dólares por año, según datos que arroja un análisis realizado por la Agencia de medio ambiente de Estados Unidos (EPA), y divulgado esta semana. Pero según la Oficina de presupuesto del Congreso (CBO), un organismo independiente, este costo será de 175 dólares anuales.

La reducción buscada por la “Ley estadounidense de energía limpia y seguridad” (American Clean Energy and Security Act), es dueña de una meta a lograr: alcanzar para el 2020 una reducción de las emisiones de gases con efecto invernadero en un 17% comparándolo al nivel de 2005, y de 83% para el año 2050.

Artículos relacionados:

Ecuador pretende ganar, almacenando 850 millones de barriles de petróleo y evitando emisiones de CO2

ecuador_amazonia2

Ecuador planea obtener 7.000 millones de dólares, procediendo a almacenar bajo tierra 850 millones de barriles de petróleo, que evitarían grandes emisiones de CO2, y que serian ubicados en la selva de la Amazonia, donde habitan los últimos indígenas nómadas en aislamiento voluntario.

El promotor del proyecto, dijo a la agencia AFP: “El mecanismo no cae dentro del mercado del carbono y plantea que vamos a dejar el petróleo bajo tierra para no emitir 410 millones de toneladas de CO2″
Certificados de Garantía Yasuní (CGYs), serán negociados en el marco del Protocolo de Kioto, como si fueran bonos de carbono (CER). Actualmente se cotizan en 17,28 dólares por cada tonelada de CO2.

Sevilla, presidente del Consejo Administrativo de la iniciativa Yasuní-ITT, señaló ademas: “Estamos proponiendo emisiones evitadas, que ni siquiera permitimos que salga del suelo el carbono que está atrapado y llegue a contaminar la atmósfera”.

El gobierno hoy se encuentra en el dilema,  ser miembro de la OPEP (explotando los yacimientos petroleros localizados en la Amazonia de Ecuador) y financiarse con la venta del crudo, y por otra parte decirse respetuoso del medio ambiente ya no es viable.

Con el dinero recaudado en 10 años, Ecuador planea proteger los 40 parques nacionales de la mayor biodiversidad del mundo que posee, y además, reforestar 1 millón de hectáreas y luchar contra la pobreza que sufren los territorios de comunidades indígenas y de negros en la región.

Esta previsto que los recursos alimenten un fondo administrador internacional, y que sean los gobiernos quienes compren los CGYs, simplemente a cambio de dejar a perpetuidad 20% de las reservas petroleras de Ecuador bajo tierra.

Este proyecto que se encuentra en promoción desde el 2007; fue presentado ante la ONU, por el presidente Rafael Correa.

El embajador Francisco Carrión, representante presidencial en el Consejo del Yasuní-ITT, dijo que La Unión Europea (UE) apoya el “pionero” plan: “No hay un caso similar en el mundo, no ha habido antes una propuesta de esta naturaleza, lo cual genera una enorme ola de simpatía”, añadió.

Artículos relacionados:

Políticas energéticas de México

Políticas energéticas de México

Felipe Calderón es otro de los mandatarios de América del sur, en comprometer a su país en lograr reducir de forma drástica, las emisiones de dióxido de carbono (CO2). México de esta forma responde a los reclamos de parte de activistas que cuestionan al gobierno por sus políticas energéticas inconsistentes.

Calderón dijo a embajadores, activistas y científicos reunidos en el ecoparque de Xcaret, en la península de Yucatán, para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente: “México se compromete desde ahora a reducir la emisión de 50 millones de toneladas de dióxido de carbono por año a partir de ahora”.

México es uno de los países con mayor biodiversidad del mundo, cuenta con planes de distribución de lámparas de bajo consumo, incorporación de la educación medioambiental en las escuelas, y declaración de áreas protegidas.

Activistas de Greenpeace sin embargo, agradecen el anuncio del presidente, pero aun asi se muestran escépticos ante las políticas energéticas del país, ya que consideran que estas difícilmente encajen con el plan verde.

El activista Carlos Estrada, citó informaciones de la comisión federal de electricidad sobre planes de edificar nuevas plantas de carbón. Y sugirió que la salida esta en que México invierta mas en energías alternativas,
“Hay una esquizofrenia en esas políticas”, agregó.

Artículos relacionados:

PNUMA exige puesta en marcha de un New Deal ecológico

En el marco de la apertura de la reunión del consejo de administración del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), que se realiza en la ciudad de Nairobi, autoridades de la ONU pidieron que se realice un New Deal (Nuevo Trato) ecológico contra la triple crisis financiera, energética y alimentaria.

“El G20 debería considerar estas proposiciones en su próxima cita en Londres en abril, y ayudar a garantizar un acuerdo global contra el cambio climático en diciembre en Copenhague”, afirma un estudio publicado por el PNUMA y presentado en el marco de la apertura de su foro mundial en Kenia bajo el título “Green New Deal” (“New Deal Verde”).

“Reactivar la economía mundial es esencial, pero unas medidas centradas en este único objetivo no garantizarán un éxito duradero”, advierte dicho informe escrito por el profesor de la Universidad de Wyoming, Edward Barbier.

Agrega además que si  no se abordan los otros grandes desafíos, como, por ejemplo, la reducción de las emisiones de gases, la reducción de la pobreza y la protección de los ecosistemas y de los recursos de agua, las medidas no impedirán futuras crisis.

De concretarse la iniciativa, sería financiada por los países del G20 con aproximadamente un 1% de su PBI en los próximos dos años.

Artículos relacionados:

Cumbre indígena reclama voz y voto en decisiones sobre recursos naturales

Los pueblos indígenas de América Latina reclamaron lugar en los foros de defensa del medio ambiente. La declaración surgió al finalizar una cumbre indígena sobre el cambio climático, celebrada en Lima, y será presentada en abril, en el marco de la Cumbre Mundial de Pueblos Indígenas en Anchorage, en Alaska.

El documento surgido de la instancia denuncia que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y el Protocolo de Kyoto no otorgan voz ni voto a los pueblos nativos del continente, en las discusiones y tomas de posturas en temas relativos al cambio climático, la tierra, y el medioambiente en general.

La actividad contó con la participación de 200 delegados de comunidades nativas, que destacaron que la exclusión a las que son sometidas “configura una clara violación de nuestros derechos como actores principales en el uso, manejo y conservación de los recursos naturales”.

Tarcila Rivera, representante del Centro de Culturas Indígenas de Perú (Chirapaq) informó que del intercambio surgió la resolución de crear el Foro Regional Latinoamericano sobre cambio climático.

“Uno de los objetivos es exigir a los Estados la constitución de una mesa de diálogo con la participación plena y efectiva de las organizaciones indígenas”, agregó la dirigente, refiriendo a la creación de espacios de participación abierta para los indígenas en el marco de los eventos internacionales de cambio climático.

La cumbre también abordó otros temas, entre ellos el de la extracción de recursos minerales con fines económicos. Al respecto los delegados participantes acordaron dar respaldo a las distintas movilizaciones de los pueblos indígenas del continente“en contra de las industrias extractivas a nivel nacional e internacional”.

Sobre el aspecto de la tierra en particular, con la cual las comunidades nativas tienen especial arraigo, Norma Mayo, secretaria general de la Coordinadora de Enlace Continental de Mujeres Indígenas (ECMI), explicó que la cumbre estuvo de acuerdo en que “los efectos del cambio climático impactan a la Madre Tierra, directamente a los territorios indígenas”.

“Todo eso ha trastocado nuestros modos de vida, salud, cultura, economía, agua y sobrevivencia como pueblo, afectándonos gravemente; eso lo han provocado los países industrializados; no somos responsables del cambio climático, pero somos los más perjudicados”, agregó.

Además de las exigencias en materia de opinión y participación para los pueblos indígenas en los eventos de discusión, la cumbre solicitó a la Asamblea General de las Naciones Unidas que el 22 de abril se declarado como Día internacional de la Madre Tierra.

 

Artículos relacionados:

Programa de emergencia para reducir los niveles de contaminación causados por minería en Perú

Antonio Brack, ministro de Ambiente de Perú, ha anunciado este domingo que su gobierno se encuentra en elaboración de un programa de emergencia para reducir los niveles de contaminación en la región centro andina y selva sur del país, consecuencia de la minería informal.

En una reciente rueda de prensa anunció: “Nuestro ministerio y otros siete ministerios elaboran una estrategia para salvar a la región de Madre de Dios (selva sur) y la cuenca del Mantaro (centro) de la contaminación que produce la minería ilegal o llamada informal”. Ya que la verdadera problemática esta en la continua suba del precio del oro, que hace que la minería ilegal, al igual que un cáncer, cada vez crezca y se expanda más, causando mas contaminación al entorno.

La falta de estudios sobre el impacto ambiental de aquellos mineros que de forma informal no elaboran ningún tipo de prevención a su accionar, solo provoca que aquellos (en Madre de Dios y en otros puntos del país existen mas de120.000) mineros auríferos, trabajen y a la vez contaminen  los ríos y cursos de agua natural a su paso.

En la cuenca del río Mantaro, bajo la sierra central del país, operan 18 compañías mineras; por ello el despacho de Ambiente tiene planeado elaborar una estrategia para enfrentar el nivel de contaminación de la zona.

En un índice de 26.000 y 36.000 kilos de mercurio desechados por el sector ilegal de la minería anualmente en las corrientes fluviales, se logra un alto porcentaje de contaminación hacia los peces, principal insumo alimenticio de las comunidades nativas y poblaciones ribereñas.

Y aunque Brack afirma que a buen criterio la minería ilegal es responsabilidad de los gobiernos regionales, acepta el hecho de que estos carecen tanto de capacidad técnica como de facilidades financieras para erradicar la práctica.

Artículos relacionados:

Reunión anual del Comité Intergubernamental de Patrimonio Mundial de la Unesco

A propósito de Galápagos, la isla tendrá su espacio de revisión, próximamente en la 33 reunión anual del Comité Intergubernamental de Patrimonio Mundial de la Unesco. La cita inicia el lunes 22, en Sevilla, España; y se expondrán los avances registrados, sobre las acciones a favor de la conservación de las especies del archipiélago.

Se analizará de esta forma sacarla de la Lista de Patrimonios en Peligro, lo cual la ministra de Ambiente, Marcela Aguiñaga considera que sería prematuro. Si bien no niega e incluso enumera los adelantos sumamente significativos: “tanto es así que el 95% de la biodiversidad se mantiene en su estado natural y el manejo del Parque hasta ahora ha demostrado eficiencia en el control de las zonas protegidas de este patrimonio natural”; asevera que existen aun accionas a tomar, de igual importancia; como el sistema de inspección y cuarentena, el control de la actividad turística en los centros poblados, el mejoramiento de los indicadores de educación y la reforma curricular a la provincia.

Artículos relacionados: