Archive | Protección Del Medio Ambiente

RSS feed for this section

Reunión anual del Comité Intergubernamental de Patrimonio Mundial de la Unesco

A propósito de Galápagos, la isla tendrá su espacio de revisión, próximamente en la 33 reunión anual del Comité Intergubernamental de Patrimonio Mundial de la Unesco. La cita inicia el lunes 22, en Sevilla, España; y se expondrán los avances registrados, sobre las acciones a favor de la conservación de las especies del archipiélago.

Se analizará de esta forma sacarla de la Lista de Patrimonios en Peligro, lo cual la ministra de Ambiente, Marcela Aguiñaga considera que sería prematuro. Si bien no niega e incluso enumera los adelantos sumamente significativos: “tanto es así que el 95% de la biodiversidad se mantiene en su estado natural y el manejo del Parque hasta ahora ha demostrado eficiencia en el control de las zonas protegidas de este patrimonio natural”; asevera que existen aun accionas a tomar, de igual importancia; como el sistema de inspección y cuarentena, el control de la actividad turística en los centros poblados, el mejoramiento de los indicadores de educación y la reforma curricular a la provincia.

61ª reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI)

Este lunes, se dio comienzo a la 61ª reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), además única organización mundial de regulación de la caza de ballenas. La asamblea fue celebrada en Funchal, una isla portuguesa en Madeira, y a ella concurrieron delegados pertenecientes a los 85 Estados miembros.

El propósito de la CBI, es apaliar las diferencias existentes entre los países que se encuentran favorables a la caza de ballenas, y los que se oponen; o al menos hacer que dichas diferencias no sean causa de la ruptura entre ambos campos.

El estadounidense William Hogarth, preside la CBI, y según el, los integrantes de la Comisión estarían capacitados a luego de cinco días de debate, prolongar un año las negociaciones iniciadas en 2008.

Por estas negociaciones es que se trabaja en el marco de “grupo de trabajo reducido”, y que se le adjudica a este, la tarea de hacer avanzar los temas considerados más urgentes. “Trataremos de extender ese proceso un año más. No creo que la gente esté dispuesta a esperar más de un año. Si no tememos respuestas en el año 2010, pienso que muchos países buscarán resolver esas cuestiones de otra manera”, agrega Hogart.

Según el mismo, existen al momento “progresos importantes”. Y a la vez están las negociaciones con Japón, es stand by, esperando un eventual acuerdo que apruebe que Japón reanude la cacería comercial “limitada” al mar frente a sus costas, a cambio de que reduzca sus cacerías científicas en el Antártico.

El ministro portugués de Medio Ambiente, Francisco Nunes Correia, planteo en la sesión de apertura de la comisión que es “consciente de que será difícil obtener un acuerdo para resolver todos los interrogantes que se plantean aún a la CBI”; Pero que espera ¨que los avances que se logren durante esta reunión contribuyan a la elaboración de un acuerdo justo y equilibrado, que podrá ser firmado en la 62º reunión de la CBI” en 2010, declaró.

Desde que entro en vigor en 1986 la moratoria que prohíbe la caza con fines comerciales, la CBI otorga permisos realmente escasos sobre la caza de ballenas, estos a la vez, deben tener una justificación científica o tradicional verdadera. Aun así desde entonces, alrededor de 40.000 ballenas han sido cazadas en el mundo por Estados que se niegan a someterse a la prohibición.

Nuevo supermercado conjuga el ahorro de energías con la reducción de emisiones

El grupo Tengelmann abrió en Alemania el primer supermercado verde; el “Klimamarkt” busca dejar obsoleto el concepto de “Supermarkt” (denominación que connota una forma de consumo depredadora), fue construido en un lapso récord de ocho meses. Es considerado punta de lanza para todo el sector por su moderno concepto que permite un ahorro de hasta 50% de energía, al mismo tiempo que reduce las emisiones de gases de efecto invernadero.

Karl Erivan W. Haub, director general del grupo, dijo al presentar el innovador proyecto, que la meta del grupo es cumplir con los propósitos del Protocolo de Kyoto: reducir en un 20% las emisiones de CO2 hasta el 2020.

Dentro de las innovaciones más significativas podemos destacar que el centro comercial funciona reciclando sus propios desperdicios. Por ejemplo, el suministro de energía para calefacción proviene hasta en un 75% del calor que pierden las instalaciones frigoríficas. El restante 25% lo suministra un equipo de aclimatación por geotermia basado en una bomba de calor que en invierno provee de energía proveniente del subsuelo y en el verano absorbe el calor ambiental para depositarlo en el subsuelo. Adicionalmente las puertas de vidrio de los refrigeradores y las paredes de cristal proveen de luz los pasillos con lo que se ahorra energía adicional.

No es de extrañar que este nuevo concepto de mercado se haya desarrollado en Alemania: la discusión en torno al medio ambiente y a los altos precios de la energía se encuentra omnipresente en la opinión pública. Inmerso en este contexto, para el grupo Tengelman la protección al medio ambiente es una de las prioridades desde hace cuarenta años: primero se estableció una especie de “código medioambiental”, así como medidas vinculantes en la administración del grupo; posteriormente se enlistó los productos nocivos para eliminarlos de los estantes, al tiempo que se hicieron esfuerzos para reducir la basura, sobre todo los empaques; “ahora la empresa se ocupa directamente de la protección al clima”, afirma Haub.

El grupo ha adoptado una serie de medidas agrupadas bajo la “iniciativa climática Tengelmann”, que van desde el uso de electricidad “verde”, proveniente de fuentes alternativas de energía, hasta la participación en el primer proyecto en Alemania que mide las emisiones de gas efecto invernadero que permite configurar un “balace de emisiones”. La última y más completa apuesta es el Klimamart: “Con esta combinación de medidas podremos reducir el consumo de energía a la mitad”, aseguró Haub. De esta forma, se conjugan en forma armónica el desarrollo económico con el respeto del medio ambiente.

Delfines y ballenas amenazados por bullicio marítimo

La creciente contaminación sónica en los océanos del mundo amenaza la supervivencia de ballenas y delfines, según lo advirtieron en Roma los grupos de protección de la vida que participan en la Conferencia del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) sobre especies migratorias.

Los especialistas aseguran que los sonidos que utilizan estos mamíferos para comunicarse son opacados por el ruido que provocan los barcos (cuyo tráfico se hace cada día más intenso), el aumento de las exploraciones sísmicas vinculadas al gas y al petróleo, los sistemas militares de sonar y los crecientes niveles de dióxido de carbono en las aguas.

Para los expertos la cacofonía sonora que llena los mares actualmente amenaza a los mamíferos marinos que utilizan el sonido para comunicarse, buscar alimentos y aparearse. La interferencia sonora desorienta tanto a ballenas como delfines, al extremo que se dificulta su supervivencia.

Vayamos a los resultados expuestos en la Conferencia: el número cada vez más elevado de ballenas y delfines que terminan varados en una playa podrían atribuirse al incremento exponencial contaminación sónica; asimismo, en algunos casos los mamíferos presentaron lesiones en algunos tejidos, similares a las de los buzos que salen a la superficie demasiado rápido.

Los expertos creen que esos animales pueden haberse asustado por el ruido de sonares militares o experimentos sísmicos y terminaron por ascender a una velocidad superior a la de sus limitaciones físicas.
Otra investigación apunta a que los crecientes niveles de dióxido de carbono en las aguas incrementan la acidez de los océanos, lo que exacerba los sonidos que se producen en el mar.

Por último, según un informe del Fondo Internacional para el Bienestar Animal, la distancia a la que se pueden comunicar las ballenas azules se ha reducido 90% en los últimos 40 años por el aumento en los niveles de ruido en el mar.

Frente a estas evidencias, la explicación de Mark Simmonds, de la Sociedad para la Conservación de los Delfines y las Ballenas, es contundente: “Es lo que llamamos el efecto coctel (…) Cuando estás en un coctel, en una fiesta, tienes que hablar cada vez más fuerte hasta que llega un punto en que nadie puede oír a nadie”.

Por ello, la Convención para la Conservación de las Especies Migratorias, a la que asisten representantes de 100 países, está considerando emitir una resolución que obligue a los países a disminuir los niveles de contaminación sónica en mares y océanos.

Entre las medidas que se proponen para reducir los niveles de ruido de los océanos y mares se destacan las siguientes: instalar motores más silenciosos, cambiar la ruta de algunos barcos, reducir las velocidades y prohibir experimentos y el uso de sonares en los hábitats de los animales en peligro.

Tratado para desterrar bombas de racimo

Los representantes de cerca de cien gobiernos se han reunido el 3 y 4 de diciembre en Oslo, para firmar una histórica convención de desarme que tiene el objetivo de cerrar el capítulo relativo a las municiones en racimo. Esta terrible arma ha matado a civiles inocentes y perjudicado a las comunidades durante décadas después del fin de las hostilidades. Además de las delegaciones oficiales de los países participantes, asistieron a esta conferencia representantes de las Naciones Unidas, de la sociedad civil, de las organizaciones internacionales, como también sobrevivientes de las bombas de racimo y expertos en retirada de restos explosivos.

La Convención sobre Municiones en Racimo, que se adoptó durante la conferencia diplomática celebrada en Dublín en mayo pasado, establece una prohibición sin precedentes del uso, producción, transferencia y almacenamiento de las bombas en racimo. La Conferencia de Firma de Oslo representa el tratado humanitario y de desarme más significativo de la década.

Las municiones en racimo se usaron por primera vez en la Segunda Guerra Mundial y, desde entonces, se han usado en por lo menos 32 países y territorios (entre otros: Vietnam, Laos, Camboya, Kosovo, Afganistán, Irak y Líbano). Cuando se arrojan, estas armas esparcen grandes cantidades de pequeñas bombas sobre un área del tamaño de varias canchas de fútbol. Aunque están pensadas para que exploten en el momento del impacto, muchas veces no lo hacen, lo que convierte inmediatamente al área contaminada en un campo minado.

El alto promedio de fallos a la hora de explotar hace que sean especialmente peligrosas para los civiles, que siguen siendo mutilados y matados durante años y décadas después de haber terminado las hostilidades. Un asombroso 98 por ciento de las víctimas de las bombas en racimo – que han causado más de 10.000 muertos – son civiles, 40 por ciento de los cuales son niños.

Además de ocasionar muertes, las municiones en racimo contaminan el terreno arable, matan el ganado y destruyen las viviendas, convirtiéndose en barreras permanentes para la recuperación económica y el desarrollo.

El mandato del PNUD, en tanto que organismo del desarrollo, establece apoyar a los países que se están recuperando de una guerra, incluyendo ayudar a limpiar la tierra para que pueda ser usada con fines agrícolas, de pastoreo u otros. En los últimos diez años, se han limpiado el equivalente a más de diez mil canchas de fútbol de pequeñas bombas en racimo. Sin embargo, aún existen miles de millones de sub-municiones en racimo almacenadas en más de 75 países que representan un grave riesgo para generaciones futuras. Lamentablemente, Estados Unidos, China, Rusia, Israel, India y Pakistán no suscribieron el tratado.

Españoles pagarían impuesto para preservar el medio ambiente

La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente presentó un estudio que expresa que la mayoría de los españoles estaría dispuesta a pagar un impuesto para proteger el medio ambiente.

Estos resultados se desprenden de un estudio que posee la opinión de alrededor de 1.200 españoles de los cuales un 60% estaría de acuerdo en aportar para el bienestar ambiental.

Según el diario español El País, en la actualidad la Madre Patria es la nación europea con mayor biodiversidad y en donde la pérdida de especies es uno de problemas medioambientales más preocupantes.
Cabe agregar que dicho informe cuenta con las colaboraciones de TNS Demoscopia y el equipo de Investigación de Psicología Ambiental de la Universidad Autónoma de Madrid y el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.