Derrame de diesel en una bahía de la isla Santa Cruz perteneciente al archipiélago Galápagos

Un derrame de diesel que se dio en una bahía de la isla Santa Cruz (integrante del archipiélago Galápagos, patrimonio natural de la humanidad declarado por Naciones Unidas), fue certeramente controlado por las autoridades, este miércoles. Al parecer, sería una ¨contingencia menor”, y según declaró a la agencia de noticias AP, la vocera del Parque Nacional Galápagos, Rosa León, no se han visto afectadas especies.

Sobre este derrame del barco turístico Evolution anclado en la bahía de Puerto Ayora de la isla Santa Cruz, dijo: “Fue una mala maniobra en el traslado del combustible hacia la embarcación, de acuerdo con versiones de los mismos tripulantes, por lo que están en curso las investigaciones para sancionar a los responsables”.
Agregó, además: “se han colocado las barreras, pero el diesel afortunadamente es de fácil evaporación y el clima está en las mejores condiciones, además se echó dispersante y todo está absolutamente controlado”.

Esta bahía y parte del archipiélago de Galápagos, ubicado a 1.000 kilómetros del continente, fueron recorridos por guardaparques y personal de la policía ambiental, en búsqueda de controlar el diesel derramado en el océano.

Desde 1978, las islas Galápagos son Patrimonio Natural de la Humanidad, declaradas por la Unesco; consideradas el hábitat de especies animales y vegetales, terrestres y marinas, únicas en el planeta.

Ya dos años atrás la Unesco dezplazó a las Galápagos a una lista de patrimonio en riesgo, ya que las especies y su entorno estaban siendo destruidos por el menoscabo que generan las especies invasoras, el turismo y la inmigración.