Panamá busca energías limpias e independientes de la volatilidad del crudo

Gerard Mestrallet, Jean-Francois Cirelli

Cambiar la principal fuente de energía a la que recurre Panamá es el fin de la compañía que Delmotte representa. La empresa franco-belga GDF Suez, segunda generadora eléctrica de Panamá, busca la diversificación de la matriz energética facilitará la independencia “de la volatilidad del crudo” y tener “la posibilidad de generar más energía de forma más limpia y respetuosa con el medio ambiente”.

“Para la generación de energía eólica estamos viendo opciones pero lo que falta en Panamá primero es un estudio de vientos a largo plazo¨, ya que según Philippe Delmotte, director de GDF Suez para Centroamérica, “si la planta no produce todo el año, hay que acudir a comprar la energía a los mercados fósiles”.

Con motivo de la llegada del príncipe Belga a Panamá se realizó una ceremonia que contó con la presencia del mandatario panameño Martín Torrijos y del propio príncipe Philippe, quienes celebraron la firma de un acuerdo para proteger las mutuas inversiones.

A 80 Km al norte de la capital, en la provincia de Colón, se encuentra antigua planta de generación eléctrica de la que GDF Suez adquirió en 2007, y que forma parte de las instalaciones del Proyecto Cativá . Dicha infraestructura fue visitada por el príncipe, quien realizo el viernes un recorrido por las instalaciones.

Artículos relacionados: